Todos recibimos emails a diario. A veces tantos, que terminamos abriendo solo algunos, dependiendo del valor que tienen para nosotros.

No dudes que lo mismo sucede con tus suscriptores. Definitivamente, no eres el único que les envía mails. ¿Te has puesto a pensar las razones por las que una persona podría desear abrir un email?

Más allá de las prácticas básicas como tener un formulario de suscripción y segmentar tus listas según el interés de los usuarios, es importante que inviertas tiempo en optimizar tu tasa de conversión y el sentimiento de tu audiencia hacia tu marca.

Algunos de las recomendaciones podrían parecerte muy básicas, pero el email marketing trata justo de eso: simplificar el proceso para que las buenas prácticas sean fáciles de replicar.

¿Comenzamos?

15 prácticas que mejorarán los resultados de tus envíos de email marketing

Envía emails en la zona horaria adecuada.

Dependiendo el sistema que empleen, muchos mercadólogos acostumbran a dar preferencia al horario que genera más aperturas y clics. Este puede ser un error, ya que solo será útil si tu audiencia está en la misma zona horaria. Pero créeme, no es divertido escuchar el sonido de emails llegando en la madrugada.

Así que, si tienes suscriptores de diversas áreas geográficas, intenta enviar tus campañas acorde a sus horarios.

Aporta valor único.

Todos los días, tus suscriptores reciben decenas, si no es que cientos de emails. Algunos con ofertas, otros para descargar un ebook, pruebas gratuitas, informativos y un larguísimo etcétera. Hay una sobrecarga de información en sus bandejas de entrada y en todo internet.

Necesitas mostrarle a tus suscriptores que realmente estás interesado en ellos, no en ti mismo.

Piensa ¿Qué es lo que realmente necesitan de mí? ¿Cómo podría facilitarles la vida? ¿Qué puedo hacer por ellos? Les encantará recibir esas respuestas por email 😊

Envía emails de retención grandiosos.

Sin importar a qué te dedicas, puedes tener un blog o una tienda, seguramente uno de los KPI´s que no dejas de mirar es el de retención.

El email marketing ha probado, una y otra vez, ser una gran herramienta para mejorar esa métrica. Si no tienes una campaña enfocada a ello, no te preocupes, comienza con un solo email enfocado al tema. Bien podría ser para reactivar a los suscriptores inactivos en tu lista.

Asegúrate de ser sencillo y espontáneo. Y sobre todo, de que el usuario tenga claro por qué le conviene lo que tú le ofreces. No por qué es bueno para ti, sino para él.

Nunca dejes de probar

Esto aplica para todo lo que realices en tus campañas. Selecciona pequeños segmentos de tus listas y realiza tests. De asuntos, de contenido, de imágenes, de botones, de colores, de enfoque… ¡de todo!

Esto te permitirá conocer no solo lo que te funciona mejor sino las preferencias de tus suscriptores.

Al final no se trata únicamente de obtener mejores números, sino de buscar genuinamente, lo que prefieren, lo que les es más útil, lo que los hace felices.

Mide continuamente y lleva control de tus resultados

Aunque la mayor parte de las plataformas te proporcionan métricas de aperturas, clics, entre otras. Es complejo medir entre campañas, cuál ha funcionado mejor.

Puedes solucionarlo fácilmente: crea una hoja de Excel con las columnas que indiquen las métricas que te interesen. Por ejemplo, día de envío, tasa de apertura, tasa de clicks, etc.

Si eres más visual, puedes crear una gráfica con la información que te servirá para tomar decisiones.

Usa botones

Si deseas que tus suscriptores realicen una acción, sé claro. Si deseas que den click, coloca un botón que señale claramente que hay un link y lo que pueden realizar a través de él.

Básicamente: si deseas que den click, usa botones.

Enfócate en tu buyer persona

Es común ver empresas que se han olvidado por completo a quién van dirigidos sus esfuerzos de marketing. Se encuentran ensimismadas y perdidas en un yo-yo infinito.

Recuerda a tu buyer persona, quién es, qué necesita, qué busca, qué es lo que originalmente buscaba en tí y por supuesto, qué es lo que puedes aportarle.

Envía emails progresivos

Emplea la información de tu sitio web para saber qué está realizando el usuario y qué es lo que les interesa más.

Aprende de su comportamiento y usa dicho conocimiento para enviarles emails seriados de mayor valor cada vez, con información que realmente desean o necesitan.

No atosigues a tus suscriptores

Si una persona se suscribió a tu base de datos, honra ese deseo. Eso implica no matar sus ganas de permanecer en ella 🙂

No importa cuán interesante sea tu contenido, si envías en una base regular diaria, tienes muchas más probabilidades de que se desuscriban. O peor aún: marquen como spam tus emails.

Una vez a la semana o cada quince días, es suficiente para que un usuario disfrute de tus emails sin sentirse agobiado e invadido.

Mantén limpia tu base de datos

Aunque la mayor parte de los softwares de email marketing, realizan automáticamente la limpieza de las bases de datos. Nunca está por demás recordar que es saludable para tus campañas, que tu base de datos esté limpia de rebotes duros e incluso rebotes suaves repetitivos.

Adicional a ello, considera seriamente desuscribir o enviar una campaña de reactivación a aquellos usuarios que se han mantenido inactivos durante un largo período de tiempo.

Analiza a tus suscriptores inactivos

Un factor vital para tus campañas es conocer por qué las personas que se suscribieron a tu lista, no están participando más.

¿No estás enviando contenido útil? ¿Estás enviando demasiados emails? ¿Ya no usan ese correo electrónico? ¿Eres aburrido? ¿Tus emails están llegando a correo no deseado?

Investigar y analizar estos temas te ayudarán a identificar factores de riesgo y corregirlos antes de que hayas perdido el interés de tu audiencia.

Envía emails con texto, no solo html

Si bien la mayor parte de los usuarios prefieren recibir emails visualmente atractivos, es recomendable que optimices tu campaña con html y texto plano.

Esto es mejor visto por los ISPs y, junto con otros factores, te facilitará alcanzar la bandeja de entrada de tus suscriptores.

Envía emails personalizados

Ok, esto es un clásico. Pero entonces, ¿por qué seguimos viendo tantos emails genéricos sin ninguna clase de personalización?

Emails masivos e intrusivos que le dicen a tus suscriptores: no me importas en lo más mínimo, llenaré tu bandeja de entrada de emails con temas que no te interesan y además tampoco me sé tu nombre…

Son el epitafio de cualquier campaña de email marketing.

Usa un esquema visual que beneficie tu branding

Si una persona se suscribió a tu lista, seguramente ya ubica tu contenido y tu empresa. Si recibe emails que no reconoce porque no están claramente ligados a tu marca, corres el riesgo de que el usuario no preste atención o incluso se desuscriba.

Además de aportar material de valor para tu suscriptor, asegúrate que todos tus emails contengan los elementos de tu branding de forma clara.

Incorpora siempre tu logotipo, de preferencia en la parte superior derecha. O al menos en la parte superior.

¡Y no te olvides de los colores! Además de los colores de tu marca, siempre puedes aprovechar la influencia emocional que tienen los colores en las personas.

Evita errores en diferentes dispositivos

Antes de lanzar una campaña, envía un test y verifica que se vea bien no solo en una computadora de escritorio sino en diferentes equipos móviles como celulares y tabletas.

Muchas veces solo tienes una oportunidad para generar la acción de tu suscriptor. Si tu email no se ve profesional o peor aún: no funciona correctamente… adiós conversión.

Enlaza tus campañas a landing pages

Una página de aterrizaje es una extensión de tu mensaje. Crea landing pages bien enfocadas a tu audiencia y al objetivo de tu campaña. Procura que tu landing page esté bien optimizada y estructurada para maximizar los resultados.

Mantén el contenido de tus emails lo más corto posible

Recuerda que las personas no tienen todo el tiempo del mundo para leer emails. Mantente claro y conciso. Un contenido de 300-500 caracteres es el ideal para obtener la preferencia de los suscriptores. Los emails cortos logran un mayor porcentaje de clicks.

Haz que tus suscriptores se sientan especiales

Somos seres humanos ¿sabes? Nos encanta que nos hagan sentir importantes, útiles, inteligentes, bellos… Si, también somos un poco egocéntricos, así que, ¿por qué no simplemente los haces sentir únicos y apapachados?

Seguramente te lo agradecerán con mayor atención a tus campañas de email marketing. No se trata de ser falsos, se trata de apreciar sinceramente a tus suscriptores y saber que en realidad son importantes para tí.

Escribe asuntos de emails irresistibles

Si deseas que tus suscriptores abran tus correos y que causen interés al ser recibidos, además del remitente conocido, el asunto es un factor clave.

¿Cómo comienzo? ¡Es demasiado por hacer!

No intentes realizar todo al mismo tiempo. Analiza en qué aspecto necesitas mejorar más y elige de 4 a 5 puntos para ir integrando en tu estrategia de email marketing.

Una vez que lo hayas implementado y sientas que estás como pez en el agua con dichos puntos, elige cuál es la siguiente ruta de mejora.

¿Compártenos tú qué estás haciendo para que tus campañas de mailing funcionen?

La manera más inteligente de conectar con tus suscriptores

Motivamos a los marketers con soluciones de email engagement intuitivas, respaldadas con estrategias prácticas y soporte dedicado. Incrementa tus ventas y trabaja para hacer a tus clientes felices.

avatar
  Suscribirme  
Notificar de