Aplica el engagement con el cliente a la hora de hacer email

Tiempo de lectura: 3 Minutos Más Allá

Para muchas personas, enviar correos electrónicos a los suscriptores es perder el enfoque. De hecho, detrás de cada dirección de correo electrónico hay una persona a la que debemos tomar en cuenta. Así mismo, debemos entender que el email marketing no es la herramienta con la que se puede obtener un retorno de inversiones a corto plazo y menos con una tasa baja de apertura y pocas ventas “significativas”. Aún peor, el sistema de entregas en algún punto empieza a fallar y  todo se convierte en un juego a largo plazo para crear un éxito sostenible a través de la manutención de  conversaciones con los suscriptores.

Miremos hacia atrás por un segundo. Al hablar con millennials, ¿alguna vez te has detenido a contar el número de cuentas de redes sociales que están utilizando, activamente? Escucha más de cerca y te darás cuenta cuánto mencionan que no recibieron una notificación o que la notificación está enterrada entre docenas de otras notificaciones que se están acumulando día con día. El hecho está en que los millennials están abrumados con tantos datos e información que se relaciona con las redes sociales. De hecho, la cuenta de correo electrónico de cada millenial es ahora uno de los lugares más competitivos a los que puedes ir para llamar su atención.  En resumen, casi nadie está luchando por llamar su atención.

Para el resto de ustedes (las generaciones mayores) los mensajes de correo electrónico pueden parecer obsoletos debido a cómo se percibe específicamente este medio de comunicación. Lo ven como una tarea en lugar de la oportunidad que es: un momento uno a uno, directo, ininterrumpido, donde se llegan a decir más de 120 caracteres. Es el lugar donde una vez que han hecho clic, están en tu mundo. No hay ningún otro comentario, publicidad o desplazamiento de barras laterales que compitan por su atención. Son tuyos.

Aquí es donde empieza el juego para atraer al cliente. Comienza con darse cuenta que los correos electrónicos no son un brote de notas o un agujero negro donde los emails van en una dirección de vacío abismal sin retorno. En realidad, el correo electrónico es el espacio digital de más cercanía a tiempo real que vas a conseguir para poder concentrarte en tu audiencia.

Hacer esto implica un cambio de mentalidad y deberás comenzar por eliminar de tu cabeza la palabra email y sustituirla por “compromiso con el cliente”. De este modo, mientras tus competidores siguen haciendo email marketing tu estarás en la frontera de las comunicaciones. Estarás trabajando en crear engagement.

En realidad, esto no es un concepto del todo nuevo como para pedirte que te pongas a pensar en ello. Probablemente, a estas alturas tu negocio ya se encuentra atrayendo clientes y suscriptores. Echemos un vistazo a cómo es ese el caso: acabas de terminar tu intento de conectar con tu audiencia para la temporada navideña. Tal vez optaste por realizar eventos en tiempo real para acercar a la marca con el cliente o por el contrario, investigaste las últimas preocupaciones de tus suscriptores y lectores a través de llamadas telefónicas. Si hiciste algo parecido, YA estás tratando de atraer a tus suscriptores. Lo único que habrá que hacer ahora es asegurarse de que tus campañas de email marketing reflejen el mismo valor de tu marca al entrar en contacto con el usuario.

La pregunta que invariablemente te harás es ¿cómo mido el engagement? ¿Será el número de clics, las tasas de apertura o los follows? Tal vez sea una combinación de las tres cosas pero dependerá del objetivo deseado. En consecuencia, no te puedes apegar a una regla estricta y rápida sobre cómo se mide el nivel de engagement. Es una meta movible.

Dicho esto, es importante mencionar que el tratar de atraer al cliente también significará que estás comparando tu nivel de éxito a través del número de clientes comprometidos frente a los números y la analítica. Por ejemplo, una tasa de aperturas del 100% es maravillosa para cualquier compañía. Sin embargo, incluso con tasas de retorno impresionantes no se puede garantizar que se logró atraer al cliente. Un buen nivel de engagement podría parecerse más a un 35% de tasa de apertura mezclado con tres respuestas de lectores directamente a ti y dos shares en redes sociales. Objetivamente, así es cómo se mide el nivel de atracción del cliente.

En términos más simples piensa en el protocolo a seguir cuando realizas una cena. Todos en tu lista de invitados asistieron pero nadie fue atraído. Nadie se reía, tomaba una copa o compartía historias. ¿Cuánto más “real” es tu evento si solo 5 de 55 personas se presentan, pero todo el mundo pasó un tiempo realmente genial y hablan de tu magnífica fiesta en el almuerzo al día siguiente?

Así es como se debe apreciar un buen nivel de atracción. No se trata de quién está en tu lista o quién aparece en la puerta. Se trata de quién se quedó a jugar y se fue con una experiencia agradable que pueda compartir más adelante.

La manera más inteligente de conectar con tus suscriptores

Motivamos a los marketers con soluciones de email engagement intuitivas, respaldadas con estrategias prácticas y soporte dedicado. Incrementa tus ventas y trabaja para hacer a tus clientes felices.

avatar
  Subscribe  
Notify of