Automatizando tu campaña de conversión

Tiempo de lectura: 3 Minutos Más Allá

Una tienda departamental no considera su negocio un éxito si un transeúnte solo se detiene a observar a través de la ventana. Sus niveles de éxito comienzan en el momento en que alguien entra en la tienda, realiza alguna compra y/o si vuelven y se convierten en clientes frecuentes con el tiempo. Esta es exactamente la mentalidad que debes tener cuando se piensa en el marketing en línea.

No basta con tener un sitio web y presencia social. Claro que es genial si alguien se engancha contigo a través de estas herramientas, pero a menos de que el cliente entre a la tienda, el nivel de engagement será superficial y el equivalente a un escaparate por lo que no tendrá sentido. A lo único que podríamos llamar el equivalente de entrar en tu tienda sería que el cliente potencial se suscribiera en tu lista de email. Al final, eso es lo que importa, pues de este modo conseguirías que éste se adentrara en tu mundo mediante una exposición constante. Además, esta acción aumenta las transacciones en un 66% y fomenta la lealtad hacia la marca.

A esto es a lo que se le conoce como campaña de conversión para atraer suscriptores: el proceso de convertir visitantes del sitio web en suscriptores. Así como no te gustaría que hubiera una persona pastoreando a los clientes potenciales para que entraran a tu tienda (pues esto lo deberían de lograr tus escaparates por sí solos) de la misma manera es que deseas algún tipo de automatización de correo electrónico para realizar conversiones. La forma más sencilla de hacerlo es a través de pop-ups en tu sitio web. Estas ventanas emergentes pueden aparecer en cuanto alguien visite el sitio o en varios puntos del recorrido. La idea es que estén automatizados, que hagan el trabajo duro, recolecten suscriptores y que a su vez les recuerde a los visitantes que hay otra avenida para las ventas, consejos y otras exclusividades dentro.

Evernote es un gran ejemplo de una empresa que realiza conversiones en una industria única que combina producto con servicio. Los gurús de Evernote, saben que el punto de realizar conversiones consiste en hacer que las personas se involucren rápidamente. Por ejemplo, la semana pasada hablamos sobre algunas de las campañas iniciales de email marketing que puedes enviar. La manera en que se puede abordar ese primer correo electrónico puede variar. Sin embargo, sabemos que el 70% de los suscriptores abren los emails en busca de ofertas y descuentos.

Evernote también sabe que lo que más les importa a sus clientes es la eficiencia y las estructuras organizacionales. Para aprovechar ese interés, Evernote creó una campaña de conversión que envía correos electrónicos automatizados cada pocos días. Las campañas están numeradas secuencialmente para que los usuarios que abran el correo electrónico número 3 se den cuenta de que probablemente se han perdido el número 1 y 2, lo que aumenta las tasas de apertura. Al final, el objetivo de la automatización de Evernote es conseguir que los usuarios utilicen el producto.

Evernote no solo está feliz porque los usuarios compran Evernote. Sus campañas se centran en los usuarios que ahora se involucran con la marca y confían en el producto. Después de todo, ¿se renovaría esa suscripción si no se ha convertido en parte integral del estilo de vida del individuo? Probablemente no y Evernote obtiene esto, de ahí su agresiva campaña de conversión para conseguir que participes.

Cómo hacer que tus lectores formen parte de tu ciclo de automatización de conversión

Podemos (y debemos) buscar siempre una manera de empujar la meta un poco más lejos. Ahora que tenemos la automatización de conversión lista, el siguiente paso será considerar cómo extender este ciclo de vida.

La última cuestión en la que se piensa al diseñar tu email para atraer suscriptores es darle a la gente un botón de “compartir” realmente claro para que puedan compartir esa campaña en redes sociales. Sin embargo, este pequeño truco consigue que tus lectores sean parte del proceso natural de la conversión.

Los estudios demuestran que el 55% de los consumidores comparten sus compras en las redes sociales, un movimiento que es especialmente popular en Amazon. Añádase que también sabemos que el marketing de boca en boca (esencialmente el equivalente a compartir en redes sociales) mejora el impacto del mercadeo en un 54%.

No hay ninguna razón por la que tus campañas de email no puedan considerarse un producto, aún si no hay ninguna transacción financiera llevándose a cabo. Así que incluso si todo lo que compartes es contenido, sigue siendo un producto de tu marca y algo que se puede compartir.

La manera más inteligente de conectar con tus suscriptores

Motivamos a los marketers con soluciones de email engagement intuitivas, respaldadas con estrategias prácticas y soporte dedicado. Incrementa tus ventas y trabaja para hacer a tus clientes felices.