Si eres un freelancer que trata de generar confianza en el mercado y captar más clientes o simplemente buscas que alguna empresa se fije en ti y aumenten tus posibilidades de ser seleccionado para un empleo, este post te interesa, y mucho.

Actualmente, los headhunters de grandes empresas y los startups buscan el talento en Internet y la huella digital de un profesional cada vez tiene más peso a la hora de influir en su selección como empleado. Al mismo tiempo, las empresas cada vez más contratan servicios outsourcing a proveedores que localizan por Internet, aunque estos se encuentren a cientos de millas de distancia y nunca se conozcan físicamente, sino virtualmente.

Todo este cambio de modelo en la contratación de servicios y en la selección de personal ha hecho que actualmente el personal branding o marca personal sea imprescindible para diferenciarte como profesional en un contexto altamente competitivo y globalizado.

¿Qué es la marca personal y por qué es importante?

Marca personal o personal branding es un concepto que surge a finales de los años 90 en EE. UU. como una técnica de búsqueda de empleo. La concepción del personal branding parte de la consideración de la persona como una marca comercial. Al igual que esta, una marca personal debe ser construida con el fin de diferenciarse y destacar sobre la competencia para lograr el mayor éxito posible.

Con la consolidación del mundo digital, la marca personal ya no sólo debe ser construida en el plano offline de la vida, sino también en el plano online. En este sentido, Internet va a ser determinante para la consolidación y la amplificación de la marca personal a través del uso de la web y las redes sociales. Los directores de recursos humanos antes de leer tu CV te buscan en Google o en LinkedIn. Los resultados que arrojan los motores de búsqueda son ya más relevantes que el diseño de tu currículum impreso. Este cambio de paradigma ha hecho que la construcción y el cuidado de la marca personal en Internet sea trascendental a la hora de obtener un trabajo o conseguir un cliente.

Construyendo la marca personal en Internet

La marca personal en Internet se construye a partir de los diferentes canales y medios digitales. No obstante, es clave que exista un centro de mandos, una parcela digital que hable de ti y de tus capacidades, un sitio web a partir de la cual construir tu personal branding. Y la puerta de acceso a esa parcela digital es un dominio que incluya tu nombre y apellido. Por ejemplo, evacolladoduran.com.

El sitio web debe contar con algunas páginas imprescindibles: una página que describa quién eres profesionalmente y que muestre tus logros, capacidades, objetivos y motivaciones, una página de servicios o productos (en el caso de que los ofrezcas), una página de contacto y un blog, elemento clave sobre el que trataremos en unos momentos.

Pero antes debo mencionar a las redes sociales. LinkedIn, y en menor medida Twitter y Facebook, se han convertido en lugares llenos de oportunidades donde se ofertan puestos de trabajo o se buscan profesionales para abordar proyectos concretos y que, por tanto, son un escaparate ideal para promocionar nuestra profesionalidad, nuestro saber-hacer y nuestros productos y/o servicios. Pero ¿cómo nos promocionamos?

En primer lugar, tus perfiles sociales deben estar optimizados. ¿A qué me refiero? Pongamos por ejemplo a LinkedIn.  Un perfil de LinkedIn optimizado debe contar con los siguientes atributos:

  • Tener una imagen de perfil profesional
  • Facilitar el acceso a datos de contacto
  • Saber introducir en los lugares correctos las keywords o palabras clave por las que queremos posicionarnos. Por ejemplo, el Marketing Digital es muy amplio, así que, si tu especialidad son las campañas PPC, destaca y potencia esa destreza para diferenciarte de otros marketers.
  • Añade una descripción no sólo con lo que sabes hacer, sino también con lo que eres capaz de hacer
  • Cumplimenta correctamente las secciones de tu perfil (educación, puestos de trabajo, etc)
  • Obtén recomendaciones y validaciones de aptitudes de antiguos clientes, de jefes o de otros profesionales destacados del sector.

Estos son sólo algunos consejos de cómo tener un perfil optimizado en LinkedIn. Hay más, pero en este post vengo a hablar sobre la importancia del blog y por qué es el centro de la estrategia de personal branding.

En segundo lugar, para promocionar nuestro expertise en redes sociales no sólo debemos tener un buen envoltorio. Para ello es indispensable generar contenido de valor que nos ponga en el radar de nuestros clientes/usuarios potenciales. Y si las redes sociales son el lugar ideal en el que promocionar ese contenido, el blog es el rincón perfecto en el que producirlo. De esta manera, atraemos tráfico desde nuestras redes sociales a nuestro sitio web mediante los posts que compartimos.

¿Por qué el blog es el centro de la marca personal?

El blog es una pieza trascendental en la construcción del personal branding ya que muestra a los clientes potenciales o a los reclutadores de personal lo que sabe hacer, sus habilidades, aptitudes y destrezas profesionales, así como su filosofía vital, sus motivaciones, sus metas, sus objetivos, en definitiva, su actitud, uno de los elementos cruciales a la hora de definir el encaje de una persona en un proyecto o en una empresa.

Hay gente que piensa que escribir en un blog es ponerte delante de una hoja de texto en blanco y hacer sonar el teclado. Nada más lejos de la realidad. Escribir en un blog debe ser sinónimo de estrategia. “¿Por qué términos de búsqueda queremos que nos encuentren?”, esa debe ser la pregunta que nos lleve a diseñar un documento estratégico con las palabras clave por las que queremos posicionarnos y para las que debemos tener en cuenta nuestro nicho de mercado, nuestra competencia y nuestros buyer persona. Hay que investigar cuál es el promedio de búsqueda y el grado de competencia de esas keywords y extraer una propuesta de temas sobre los que escribir que las incluyan. Calendarizar esos artículos y, ahora sí, ponernos a escribir.

Además, no podemos publicarlos al tun-tun, no. Hay que tener en cuenta el SEO On-Page y ejecutar una maquetación con una jerarquía de títulos y unas meta-tags que incluyan la keyword, hay que tener en cuenta la usabilidad, que sea fácil de leer, que no sea un tostón, que incluya elementos de conversión como call to actions o elementos de viralización como click to tweets. El post ya es un género que cuenta con sus propias reglas formales y estéticas que responden, en muchos casos, a los dictados de Google y a la doctrina del “no me hagas pensar”.

Estos artículos, que hablan de nuestro expertise, de nuestro savoir-faire, de lo que hemos logrado y de lo que seremos capaces de conseguir, no sirven de nada sino responden a una consulta o solucionan un problema. El contenido debe ser útil, debe estar orientado a resolver las dudas, a transferir conocimiento. Se trata de compartir lo que sabes con los demás. Y aquí es donde está uno de los principales problemas, ¿cómo compartir todo ese contenido relevante en las redes sociales y no morir en el intento? Aquí es donde entran las herramientas de difusión de contenido.

¿Cómo compartir mis posts en las redes sociales y no morir en el intento?

Existen dos tipos de herramientas de difusión de contenido que nos pueden ayudar a compartir nuestros artículos del blog en las redes sociales.

El primer tipo de herramienta pertenecen a una primera generación, son los llamados agendadores manuales de contenido. En esta categoría encontramos a Buffer o Hootsuite, que permiten agendar manualmente los artículos del blog para difundirlos en las redes sociales. ¿Cómo? Pues de la siguiente manera. Hay que copiar y pegar el título del post, la URL, subir la imagen, añadir hashtags o menciones, establecer una fecha y hora de publicación y darle al botón de agendar. Esto hay que repetirlo una y otro vez hasta el infinito y más allá. Se trata de una tarea manual que consume tiempo, unos 4 minutos aproximadamente por cada post agendado. Un post no podemos promocionarlo una vez en Facebook y darnos por satisfechos. Eso no es promocionarlo, eso significa simplemente lanzar un grito al vacío y escuchar nuestro propio eco. La promoción requiere de constancia, hay que publicar el mismo post bajo diferentes titulares varias veces al día en diferentes franjas horarias y por diferentes redes sociales. En este sentido, programar con este tipo de herramienta la promoción de un solo post durante una semana por Facebook (5 mensajes/semana), LinkedIn (5 mensajes/semana) y Twitter (11 mensajes/semana) te puede llevar una hora y cuarenta minutos 🙁

El segundo tipo de herramienta pertenecen a una segunda generación y han sido diseñadas para dar solución al despilfarro de tiempo de los agendadores manuales de contenido mediante la automatización de procesos mecánicos. A este grupo pertenece BlogsterApp, la única aplicación capaz de automatizar la planificación de los artículos del blog a las redes sociales a partir de unos parámetros de difusión personalizados para cada uno de tus perfiles sociales. ¿Cómo funciona? Cuando te registras en BlogsterApp se sincronizan automáticamente todas las entradas de tu blog para que puedas seleccionar los posts que quieras compartir. Luego estableces los días, las franjas horarias, la frecuencia de publicación y la proporción de contenido propio y ajeno que quieras difundir para cada red social y listo. Un par de clicks y te olvidas para siempre de programar tus redes sociales.

Conclusión

Como hemos visto, el blog es el corazón de la marca personal y cada post un flujo que bombea visitas de las redes sociales a esa parcela digital que es nuestro sitio web personal, llenándolo así de vida. Si nos limitamos a crear una web que hable de nosotros, pero no generamos contenido y lo promocionamos en nuestras redes sociales, ese rincón digital que lleva nuestro nombre tan sólo es un islote minúsculo en un océano inmenso. El envoltorio es importante, pero tenemos que demostrar nuestro expertise en forma de artículos que nos permitan estar bajo el radar de los cazadores de talento, de los reclutadores de personal, de nuestros clientes potenciales.

La manera más inteligente de conectar con tus suscriptores

Motivamos a los marketers con soluciones de email engagement intuitivas, respaldadas con estrategias prácticas y soporte dedicado. Incrementa tus ventas y trabaja para hacer a tus clientes felices.

Leave a Reply

Notify of
avatar
wpDiscuz