“El tiempo es oro”. Quizás ya conozcas el dicho, pero la realidad es que el tiempo verdaderamente es oro.

Piénsalo por un segundo, a lo largo de nuestra vida cualquier cosa puede ir y volver. El dinero va y viene, hoy tienes amor y mañana no, nuestra salud puede empeorar y después mejorar, pero… ¿Y el tiempo?

El tiempo es la única cosa que nunca vuelve y eso, precisamente, es lo que le hace tan valioso.

A nivel empresarial, siempre intentamos encontrar la forma, la herramienta o la estrategia que rentabilice y haga más productivo nuestro tiempo.

El email marketing no solo es una forma de conectar con nuestros clientes para vender más, también es una buena opción para automatizar procesos internos.

Poder programar campañas y secuencias de emails, segmentar listas o captar emails es algo que ya puedes hacer y que te ahorra mucho tiempo a la hora de gestionar a tus suscriptores.

Pues bien, ahora tienes una funcionalidad más: las automatizaciones.

Las automatizaciones es la funcionalidad del email marketing que te permite programar emails según el comportamiento que haga tu suscriptor.

Automatizaciones vs autoresponders

Estas dos funcionalidades siempre se han relacionado mucho porque las dos te ayudan a programar secuencias de emails que quieres que lleguen de forma automática a tus suscriptores.

La diferencia entre ellas es que los autoresponders lo hacen teniendo en cuenta únicamente el tiempo de espera entre correo y correo y las automatizaciones tienen en cuenta otras muchas variables.

Te pongo un ejemplo fácil para que distingas la diferencia: imagina que nos suscribimos a una nueva lista de correo y nos mandan, nada más hacerlo, un email de bienvenida. Eso perfectamente puede ser una auto respuesta.

Si a partir de aquí nos siguen llegando emails programados sin tener en cuenta nuestro comportamiento como usuario, habremos entrado en una secuencia de autoresponders.

Imagínate ahora una segunda situación. Te suscribes a ese mismo boletín a la vez que un amigo. A los dos os llega el mismo email de bienvenida, pero uno lo abre y el otro no.

Pasados dos días, a ti, que lo habías abierto, te llega un segundo email con nuevas indicaciones, sin embargo, el correo que le llega a tu amigo es totalmente diferente y va encabezado con el siguiente asunto: “¿No me vas a saludar?”.

Queremos darle la bienvenida, y gracias al seguimiento que hace nuestra automatización sabemos que, después de dos días, todavía no ha abierto nuestro email, así que… ¿Por qué no intentar un nuevo saludo?

Con las auto respuestas, se abriese o no el email, el segundo día se enviaría el email “X”, con las automatizaciones se abre un amplio abanico de posibilidades.

Esta nueva funcionalidad te permite personalizar todo el comportamiento de tus suscriptores: visitas en tu web, en tus landings, clicks en enlaces, aperturas, acciones según comportamiento, etc.

Las automatizaciones son un paso más y por eso hoy quiero invitarte a que las pruebes y descubras cómo diseñando el recorrido posible de tu suscriptor, puedes conectar realmente con él mientras tú estás en otras cosas.

Planifica:

Con las automatizaciones no hay una única ruta posible así que tienes que planificar muy bien en función del objetivo que quieres conseguir con esa automatización.

¿Quieres una venta? ¿Mayor visibilidad para tu web? ¿Qué se apunten a un Webinar?

Elige el objetivo y analiza las diferentes rutas que puede seguir tu suscriptor a medida que vaya recibiendo tus emails. De esta forma podrás irle redireccionando de manera personalizada hacia tu objetivo.

Algunos de los procesos que puedes automatizar son el de la venta o post-venta.

Aumenta tu productividad

Uno de los objetivos de las automatizaciones es ahorrarte tiempo. Tienes que trabajar una única vez en el diseño de los emails que les vas a ir enviando a tus suscriptores según el recorrido que vayan a hacer, y una vez que tengas activa la automatización, esta trabajará en piloto automático para ti.

Aumenta tu rentabilidad

Puedes crear un embudo de ventas que te ayude a vender tus productos o servicios sin que tú estés presente.

Lo único que tendrás que hacer es revisar tu automatización e ir optimizándola para ganar más engagement con tu comunidad y lealtad con tus clientes.

Como ves, las automatizaciones son una fantástica herramienta para conseguir que una parte de tu negocio funcione sin ti mientras tú te dedicas a otras cosas.

La manera más inteligente de conectar con tus suscriptores

Motivamos a los marketers con soluciones de email engagement intuitivas, respaldadas con estrategias prácticas y soporte dedicado. Incrementa tus ventas y trabaja para hacer a tus clientes felices.