Etiquetas: Frecuencia de envío

¿Cómo saber si estoy enviando demasiados emails?

¿Cómo saber si estoy enviando demasiados emails?

Emailología • 25 de agosto de 2016

La respuesta a esta pregunta la encontrarás en los hechos, y no en las palabras. Es decir, puede que algunos usuarios te digan: “¡deja de enviarme tantos emails!”. Pero lo más probable es que no lleguen a hacerlo, y que los contactos insatisfechos se den directamente de baja, y no vuelvas a saber de ellos. Así que, ¿cómo saber que estoy enviando demasiados emails si no llegan a decírmelo? Un suscriptor que se da de baja de tu lista es un evidente indicador de que estás enviando demasiados correos. Quizás tu contenido ya no engancha. O quizá sólo quieren recibir menos emails. O, si no has estado enviando con la frecuencia debida, es probable que hayan olvidado que se suscribieron. Descubrir con qué frecuencia puedes enviar, y si estás haciendo demasiados envíos, es una cuestión de prueba y error. Haz pruebas al respecto. Si incrementas la frecuencia de envío, podrías tener un aumento de las bajas. Estos suscriptores están hablando contigo a través de actos. Presta atención a estas reacciones hasta que encuentres la frecuencia de envío más adecuada. La cosa no queda aquí. Habrá suscriptores a los que no les importe que les escribas más a menudo. Otros, sin embargo, se marcharán al ver que aumentas la frecuencia de envíos. Pero es posible evitar su marcha. Con un panel de preferencias, aquellos que estaban a punto de darse de baja, pueden decidir que una vez al mes es una cantidad adecuada para recibir tus comunicaciones. O tal vez sea una vez cada cuatro de mes, o una vez a la semana, o cualquier otra cantidad de tiempo en la que ambos os sintáis cómodos. Darles la opción de determinar la frecuencia de envíos te asegurará algunos suscriptores… y conseguirás información útil para determinar una frecuencia general de envíos.


Leer más