La segmentación de una lista es necesaria para conseguir ofrecer un contenido más relevante en tus emails a tus suscriptores, los cuales llegan a la bandeja de entrada de los correos. 

Es la mejor manera de crear una relación cercana, de uno a uno, con tus campañas de email. Pero, ¿cómo puedes crear exitosamente una segmentación de listas? Hay muchas formas de hacerlo, vamos a dividirlo de modo que logres una buena segmentación de listas antes y después del registro.

Customer Touchpoints

Antes de registrarse

La segmentación de tu lista desde el principio es el mejor camino a seguir. De este modo, los suscriptores reciben el contenido correcto desde el primer email que les envías. Puedes segmentar tus listas usando formularios de registro de dos maneras muy eficaces.

La primer forma es usar los campos de datos en el formulario de registro. Esto hace referencia a la industria, la ubicación, el género u otras opciones más. 

Esta información te ayudará a conocer y ordenar a los nuevos suscriptores en las listas y te permitirá enviar contenido relevante para cada segmento. 

Por ejemplo, si tienes una empresa de ropa, puedes enviar la nueva línea para hombres y mujeres al género correcto.  

Cuando se segmenta por ubicación, puedes incluso elegir la hora en que te gustaría enviar la campaña en cada zona horaria, como por ejemplo a las 9am.

La otra forma de segmentar antes del registro es permitir a las personas elegir el listado al que les gustaría unirse. La forma más fácil de explicarles esta opción es mediante un boletín mensual o semanal. 

Algunos suscriptores quieren saber sobre ti una vez al mes mientras que otros necesitan tener noticias tuya una vez a la semana. Incluso tus clientes más fieles pueden preferir los dos boletines.  

Después de registrarse

Algunos pueden emocionarse al poner en marcha su campaña de email marketing y se olvidan de planear el camino que tienen que recorrer en términos de segmentación de listas. 

Para este grupo de personas, los informes son especialmente importantes.

Tus reportes te ofrecerán información valiosa respecto a las preferencias de tus suscriptores. Al prestar atención a los tipos de enlaces sobre los que tus suscriptores están haciendo clic, puedes hacerte una idea de cuáles son los tipos de artículos o información que más captan su atención. 

A partir de ahí, puedes segmentar tus listas basándote en esa información.

Usando tus reportes también puedes segmentar las listas por niveles de interacción. Puedes dividirla en las personas que están abriendo todas tus campañas de email, en las personas que solo abren algunos correos o en aquellas que no abren ningún correo. 

De este modo, puedes variar la estrategia para cada grupo. Puedes tratar de mandar una re-interacción a cada uno de los que no han abierto un solo email. La mejor forma de hacerlo es simplemente diciéndoles que vas a dejar de enviarles correos. Todo el mundo quiere lo que no puede tener.

Bono: Las anulaciones de suscripción

Cuando alguien decide darse de baja en tus campañas de email, es porque ya tienen un pie fuera de la empresa. Sin embargo, antes que se vayan puedes dirigirlos a un centro de preferencias. 

Ahí, pueden darse de baja si eso es lo que están decididos a hacer. Pero al igual que en el formulario de registro, puedes permitir a estas personas que cambien la frecuencia con la que reciben emails o cambiarse de grupo dentro de las listas. 

Puedes guardar algunos contactos y convertir a los suscriptores descontentos en suscriptores encantados.

La manera más inteligente de conectar con tus suscriptores

Motivamos a los marketers con soluciones de email engagement intuitivas, respaldadas con estrategias prácticas y soporte dedicado. Incrementa tus ventas y trabaja para hacer a tus clientes felices.