En nuestro día a día, enviamos de manera regular campañas, pero nos detenemos poco en las acciones que debemos de tomar, una vez que la campaña ha sido enviada, por ejemplo, en la limpieza de listas.

¿Sabes que los ISPs (Hotmail, Gmail,…) conocen que estás enviando a direcciones que no existen y pueden perjudicar tu entregabilidad?

Así es. Si después de revisar los resultados de las campañas no tomamos ninguna acción con los rebotes o con las direcciones de correo que no han abierto nuestras 30 últimas campañas, por ejemplo, los ISPs pueden comenzar a no dejar pasar nuestras campañas por sus filtros al considerar que están asociadas a un remitente que no toma ninguna acción por mejorar sus resultados.

Ahora bien, ¿sabes que debes de eliminar? Cuando nos referimos a limpieza de listas, estamos hablando de eliminar los rebotes y las direcciones que no abren nuestras campañas. Ya sabes que dentro de los rebotes, te vas a encontrar tres categorías:

  • Rebotes confirmados: direcciones que ya no existen ya que se ha intentado conectar con ellas en tres ocasiones, y en las tres el servidor nos ha confirmado que la campaña no ha podido ser entregada.
  • Rebotes duros: direcciones que no existen y que si rebotan tres veces, se convertirán en confirmados. Estas direcciones ya no existen porque la dirección está mal escrita, el dominio ya no existe o porque la persona a la que pertenecía la dirección ya no trabaja y ha sido dada de baja.
  • Rebotes suaves: son direcciones que temporalmente no están activas y a las cuales no se las ha podido entregar la campaña de forma temporal, por lo que son direcciones válidas que no debemos de eliminar. ¿A qué nos referimos con un problema temporal? pues por ejemplo, que el buzón esté lleno de correos y no pueda recibir más hasta que no haga limpieza, o que se haya enviado la campaña fuera de horario laboral y nos haya saltado una autorespuesta, o que se ha tenido un problema temporal en el servidor. Esto hace que estas direcciones temporalmente no estén disponibles pero que una vez que se haya resuelto el problema, vuelvan a estar activas.

Aunque de manera invisible, parece que la limpieza no es importante, lo cierto es que tu mismo puedes comprobar sus resultados desde el panel de reputación que hemos insertado en la página de inicio de tu cuenta.

Este panel, te proporciona un número del 1 al 8 a través del cuál te evalúa que tal es tu reputación. ¿Conoces qué es la reputación? la reputación es una medida utilizada para medir el comportamiento de tus campañas con respecto a los filtros de spam y a las interacciones de tus usuarios.

Es precisamente esta interacción la que consigues mejorar con la limpieza de listas, porque estarás enviando tus campañas a direcciones de correo que realmente existen y que además pueden abrir y hacer clic en tus enlaces. Igualmente, si eliminas las direcciones que desde hace ya mucho tiempo no abren tus campañas, estarás por un lado incrementando las posibilidades de interacción de las direcciones restantes, pero por otro puedes acceder a un plan inferior y solo pagar por los usuarios que están abriendo tus campañas y a través de los cuales tienes posibilidades de hacer llegar tu mensaje.

Todo lo mencionado hasta ahora puede no resultarte útil si tienes una base de datos fresca, que has o estás recopilando actualmente, donde estamos muy seguros que apenas vas a generar rebotes, excepto si algún usuario te ha proporcionado su correo electrónico mal, cosa que se puede evitar con formularios doble optin. En el blog Por qué mantener actualizada tu base de datos salva tu estrategia de email marketing te contamos algunas ideas para incrementar tu base de datos.

Pero si la base de datos no es reciente, o si nunca has hecho email marketing con la misma, en los informes de las campañas, verás que el porcentaje de rebotes es alto, es decir, superior al 2%. ¿Sabes cuál es tu porcentaje de rebotes actual?

Una cuenta de email marketing debe de tener como media un 2% de rebotes como máximo.

También la limpieza de lista puede ser solicitada, cuando las listas contienen trampas de spam. Una trampa de spam, es una trampa que los ISPs utilizan para detectar a aquellos usuarios que no están llevando a cabo buenas prácticas en la recopilación de las bases de datos o que sus bases de datos son muy antiguas.

¿Cómo realizar la limpieza de listas con Benchmark?

  • Si no tienes un buen sistema de filtrado de contactos para no permitir que los contactos que elimines, se vuelvan a subir de nuevo a la herramienta a través de otra lista, la limpieza sería de la siguiente manera:
    1. Accedes a lista
    2. Haces clic en “Limpiar lista”
    3. Seleccionas: rebotes confirmados + duros
    4. Haces clic en el botón “Crear una nueva lista”
    5. Una vez la lista ha sido creada, debes de acceder a la misma y hacer clic en los tres puntitos
    6. Selecciona la opción “Copiar listas”
    7. Copiar a una “Lista existente” y seleccionar “Lista de cancelaciones”.
    8. A continuación, accede a la lista original y elimina los rebotes confirmados + duros de forma definitiva.
    9. Puedes conservar la lista de rebotes confirmados + duros o eliminarla, pero NUNCA utilizarla.

De este modo, estamos bloqueando a los contactos que ya no sirve de que sean subidos de nuevo a la herramienta. Ten en cuenta que esta acción es irreversible.

  • Si dispones de un sistema o método que te permite gestionar correctamente las direcciones de correo, entonces solo debes de seguir los pasos del punto anterior del 1 al 3, y a continuación dar al botón “Remover de la lista”.

 

  • Si en una campaña específica has obtenido un ratio alto de rebotes, y justo en esa campaña has seleccionado bastantes listas, para las cuales seguir el paso anterior puede llegar a ser bastante tedioso, entonces te recomendamos hacer lo siguiente:
    1.  Ve a informes y accede a la campaña
    2. Haces clic en “Rebotes”
    3. Seleccionas “Rebotes duros”
    4. Haces clic en los tres puntitos y en “Exportar a un archivo”
    5. Descargada la lista, la debes de subir a la Lista de cancelaciones

 

  • Si tienes trampas de spam en tu cuenta debes de seguir los pasos anteriores pero incluir los usuarios que no han abierto tus últimas 30 campañas, ya que las trampas de spam se sitúan en este grupo porque detrás de ellas no hay nadie abriendo el buzón.

Estas son las cuatro modalidades que te proponemos en Benchmark para que mantengas tu cuenta con un alta reputación, y los rebotes en línea.

Ahora solo te queda elegir que opción se ajusta a tus necesidades e iniciar la limpieza.

Si necesitas que te echemos una mano con este proceso, puedes contactar con tu Especialista en Email Marketing, o si observas una anomalía en tu ratio de rebote, como por ejemplo un crecimiento repentino del mismo, por favor, ponte en contacto con nosotros antes de proceder con la limpieza.

Nos gustaría conocer que impacto ha tenido la limpieza en los resultados de tu estrategia. ¿Nos compartes tus impresiones?

La manera más inteligente de conectar con tus suscriptores

Motivamos a los marketers con soluciones de email engagement intuitivas, respaldadas con estrategias prácticas y soporte dedicado. Incrementa tus ventas y trabaja para hacer a tus clientes felices.

avatar
  Suscribirme  
Notificar de