Para muchos de nosotros, hacer algo nuevo es aterrador.

Podría ser que tememos a lo desconocido, al miedo a fallar o a que no sabemos cómo hacer algo.

Independientemente de la fuente, muchos de nosotros nunca intentamos algo nuevo porque sucumbimos a nuestros miedos.

Cuando se trata de email marketing, varios miedos o impedimentos pueden entrar en juego, por lo que me gustaría abordarlos. Sin embargo, primero echemos un vistazo a las razones por las que deberías estar haciendo email marketing en primer lugar.

El caso del email marketing

Es un hecho que se prevé que habrá 2.9 billones de usuarios de correo electrónico en todo el mundo para 2019. Esa es una audiencia bastante grande.

Además, 105 billones de emails se envían diariamente y se espera que esa cifra aumente a 246 billones para 2020.

Si los números no son lo suficientemente convincentes para ti, aquí hay varias razones por las que necesitas estar haciendo email marketing:

Es asequible. Sin lugar a dudas, el email marketing es una de las soluciones de marketing más rentables, si no es que la más, disponible hoy en día para las empresas.

Es rápido. Puedes crear y enviar tu primer email en menos de treinta minutos. Así mismo, puedes llegar a miles (¡o más!) de clientes y clientes potenciales en menos tiempo de lo que lleva ver un episodio de Game of Thrones. Incluso, enviar el mensaje correcto inspirará a tus suscriptores a interactuar rápidamente con tu campaña y actuar en función de tu llamado a la acción.

Está enfocado. Pocas personas disfrutan sentirse como si estuvieran promocionándose. El email marketing te permite segmentar tus listas en oportunidades específicas que te permitirán abordar las necesidades y deseos de tus suscriptores al mismo tiempo que les brindas valor. En consecuencia, obtendrás una audiencia feliz y comprometida.

Es sencillo. Cualquiera puede tener éxito con el email marketing sin importar la experiencia. Gracias a las plantillas de email y al editor de “arrastrar y soltar”, así como a otras herramientas fáciles de implementar, como las pruebas A/B y la segmentación de listas, la curva de aprendizaje para el email marketing es menor que nunca. Además, los informes en tiempo real te mostrarán tus éxitos y áreas de mejora. Cuando tu estrategia se ejecute correctamente, tus campañas contribuirán a administrarse a sí mismas mientras te liberan para planear el próximo movimiento.

Funciona. Una campaña bien planificada funcionará para dirigir el tráfico a tu sitio web, a aumentar las ventas y a crear un compromiso continuo que conduzca a clientes leales. De hecho, es bien sabido que por cada $1 gastado en email marketing, el retorno de la inversión es de $ 42. Otras oportunidades de marketing simplemente no ven esos resultados y todo eso mientras creas y construyes una reputación de marca.

Ya tienes una mejor idea del por qué deberías estar haciendo email marketing. Ahora, ¿qué te detiene?

Miedo a no saber por dónde empezar

En la casi década que llevo trabajando en la industria del email marketing, hay una declaración que escucho con demasiada frecuencia por parte de los dueños de negocios:

“Aún no estamos listos para el email marketing”.

Sin embargo, la verdadera razón por la que todavía no están haciendo email marketing es porque no saben qué hacer o temen hacer algo incorrecto.

La verdad es que cualquier negocio, incluso antes de que haya abierto oficialmente sus puertas (ya sea en una ubicación física tradicional o en la web), debe tener una cuenta de email marketing.

¿Por qué?

Todo comienza con una lista

Una lista de emails es el activo de marketing más importante para cualquier empresa.

Incluso, es más importante que los seguidores de las redes sociales y una presencia en dichos sitios.

Después de todo, esos sitios podrían desaparecer un día y todo tu trabajo arduo se borrará junto con tus seguidores en ese sitio.

Tu lista de contactos perdurará.

Además, puedes comenzar a hacer crecer tu lista antes de que tu empresa lance oficialmente. Es una buena idea colocar un formulario de registro en tu sitio web y página de Facebook. Díles a las personas que se registren para recibir actualizaciones de la compañía para comenzar con la emoción.

La razón para hacer eso es doble. Por un lado, te ayuda a construir un despliegue publicitario antes de la fecha de lanzamiento. Por otro, te ayuda a comenzar a trabajar una vez que estás abierto para los negocios.

Carga tu lista

Muchas empresas tienen una lista de contactos, incluso si son nuevos en el email marketing.

Para algunos, es la lista de clientes con los que ya han establecido una relación. Para otros, son los clientes potenciales que ya están nutriendo con emails o llamadas telefónicas básicas. Incluso, podría ser solo una lista de los amigos y familiares en quienes puedes poner a prueba tus primeras estrategias.

Toma lo que tienes para comenzar a trabajar y súbelo a tu cuenta de email marketing. En función de la cantidad de datos que tengas en esa lista, es posible que puedas empezar a segmentar.

Si no es así, por lo menos te dará la oportunidad de comenzar a enviar correos de marketing. Es un hecho que tienes que empezar en alguna parte y enviar a una audiencia pequeña te ayudará a saber qué es lo que funciona.

Crea un formulario de registro

Después de cargar cualquier contacto, un formulario de suscripción será tu nuevo mejor amigo.

De acuerdo con el Nielsen Norman Group, cuando se solicita la opción de recibir actualizaciones de una empresa, el 90% optó por recibir un boletín por correo electrónico. Solo el 10% eligió recibir actualizaciones a través de Facebook.

Así es como tu lista crecerá. A partir de ahí, amplía tu alcance, realiza seguimientos con clientes potenciales y desarrolla tu marca, todo mientras no haces más que colocar un formulario de captura de clientes potenciales en los lugares que las personas interesadas en tu empresa pueden visitar.

Entonces, ¿qué debe ir en un formulario de suscripción?

  • Mantenlo simple. No quieres nada en tu lista que le de a alguien una pausa antes de registrarse. Eso significa mantenerlo corto y no solicitar demasiada información. ¿Necesitas más que la dirección de correo electrónico? ¿Puedes obtener esa información o calificar a tus clientes potenciales de otra manera? En la mayoría de los casos, la respuesta es sí.
  • Establece expectativas claras para el suscriptor. Esto es importante por un par de razones. En primer lugar, ayuda a convencer a las personas a que se registren. Si saben que van a obtener ofertas o información útil una vez al mes, no les preocupará que se bombardee su bandeja de entrada. También te ayudará a atraer el tipo de suscriptores que deseas y aquellos que no, se darán de baja rápidamente.
  • Crea un CTA fuerte. Éste debería hacer que los visitantes de tu sitio o los seguidores sociales sientan que simplemente tienen que inscribirse para saber de tí y que deben actuar ahora.
    • Asegúrate de que el botón sea lo suficientemente grande para que se note fácilmente
    • Nuevamente, el botón debe sobresalir. Tradicionalmente, los botones rojos funcionan mejor, y el verde es el segundo más efectivo.
    • Tu copia del CTA no debe tener más de 40 caracteres.
    • Usa lenguaje en primera persona como “yo” o “mi” para ayudar a los posibles suscriptores a relacionarse mejor.

Ahora que ya sabes lo que constituye un excelente formulario de suscripción, también es importante saber dónde debes ubicarlos.

Tu página de inicio es el lugar obvio para comenzar. Algunos lo colocarán justo al principio, como la imagen del héroe en la parte superior de la página. Estas son personas cuyo negocio depende de la captura de direcciones de correo electrónico.

by Regina signup form

No puedes perderte este formulario de registro en la página principal de Regina. Ayuda que estén ofreciendo algo a cambio para registrarse. Cualquier incentivo siempre es útil.

Otros pueden relegar su formulario de registro a una barra lateral o un pie de página en el sitio web. Asegúrate de que esté en la parte superior de tu barra lateral. Cuanto más abajo, se obtienen menos suscriptores. Sí, el pie de página está en el pie de la página. Sin embargo, si alguien llega tan lejos, está interesado en lo que estás haciendo. Eso hace que los suscriptores sean de mejor calidad, en la mayoría de los casos.

Casper signup form

Una empresa como Casper sabe que no estás en su sitio web para suscribirte a sus emails. Es por eso que tiene sentido que reserven su formulario de suscripción para el pie de página. La leyenda:  “lectura antes de acostarse” va muy de acuerdo con la marca.

Por su parte, si deseas exigir atención, usa un formulario de suscripción emergente. El visitante del sitio web no podrá ignorar tu formulario cuando aparezca directamente en su visión.

TOMS signup form

Al entrar a la página de TOMS es imposible ignorar sus descuentos cuando su formulario de registro aparece frente a tu cara. Decir “únete a nosotros” es otro buen detalle. Parece que tienes menos en la línea para registrarte. Suena más como si los ayudaras en su causa de donar zapatos a los necesitados.

Aparte de tu página de inicio, aquí hay algunos otros lugares donde te sugerimos poner un formulario de registro:

  • Tu blog. Puede ser una lista separada de tu lista principal. Es posible que estas personas solo quieran suscribirse para recibir actualizaciones por email cuando publiques contenido nuevo en el blog.
  • Pagina de Facebook. Tus seguidores de redes sociales no son siempre los mismos a los de correo electrónico o a los visitantes del sitio web. Cambia eso.
  • Pestaña “sobre nosotros”. Para muchas empresas, la pestaña “acerca de nosotros” se encuentra entre las más visitadas en su sitio web. ¡Aprovecha los globos oculares en la página!
  • La pequeña barra en la parte superior de tu sitio. Probablemente la hayas notado en algunos sitios que frecuentas. Hay herramientas que lo hacen fácil. Prueba Hello Bar o ViperBar.

SPF Records y DKIM

La frase SPF Records suena como que significa que tengo que demostrarle a mi autoritaria madre que ayer usé protector solar en la playa. De igual manera, DKIM suena intimidante también.

¡No necesitan serlo!

Si bien estos dos pasos para comenzar con el email marketing están en el lado técnico, hay instrucciones fáciles de seguir sobre cómo hacerlo. Pero primero, vamos a entenderlos.

Registros SPF

SPF significa Sender Policy Framework. Si eres como yo, eso no significa nada. De hecho, lo hace más confuso.

En pocas palabras, los registros SPF les permite a los ISP y clientes de la bandeja de entrada confiar en la autenticidad de sus emails.

¿Aún perdido?

Digamos que alguien llama a tu puerta y miras a través de la mirilla para ver quién es. Los registros SPF son la mirilla de tus campañas de correo electrónico.

Uno de los trucos más comunes que ejecutan los spammers es una estafa de phishing. Diseñan un email para que parezca que proviene de tu banco y lo usan para obtener acceso a tus contraseñas u otros datos confidenciales. Establecer registros SPF significa que el ISP puede identificar las campañas que estás enviando. A su vez, asegura la mejor oportunidad de entrega de las mismas.

Para establecer tus registros SPF, lo harás a través de tu administrador de DNS. Si no estás seguro de qué es un administrador de DNS, no estás solo. Si compraste un nombre de dominio y alojamiento, tienes acceso a un administrador de DNS. Si no lo hiciste, quien ejecuta tu sitio web lo hace. Pídales ayuda.

El registro de SPF para yourwebdomain.com debe ir en tu administrador de DNS de la siguiente manera:

yourwebdomain.com IN TXT “v = spf1 a mx ip4: 1.2.3.4 include: thirdpartyespdomain.com -all”

En este ejemplo, 1.2.3.4 = la dirección IP de tu servidor de correo o ESP, como el correo electrónico de Benchmark. Además, thirdpartyespdomain.com = el dominio de ESP de terceros, como Benchmark Email, o el nombre de dominio de tu servidor de retransmisión de correo. Tu ESP te dará esta información.

Aquí hay unas preguntas frecuentes muy útiles que te ayudarán a establecer registros SPF con varios hosts de dominio.

Además, puedes obtener ayuda con tus registros SPF en los siguientes sitios:

Una vez que hayas terminado de establecer tus registros SPF, es hora de probarlos. Puedes hacerlo con cualquiera de estos sitios:

Si aún estás perdido o confundido, puedes comunicarte con el soporte técnico del host de tu dominio o ESP. Ambos tendrán muchos recursos para ayudarte. No podemos enfatizar suficientemente cuán importante es este paso para comenzar con el email marketing para que sea con el pie derecho. Si necesitas ayuda, ¡solo pregunta!

DKIM

DomainKeys Identified Mail (DKIM) es otra frase que suena intimidante, sin embargo es otro paso fácil para prepararte para una buena entrega de tus emails y campañas desde el principio.

Lo que hace DKIM es otorgarle a una organización la responsabilidad por la entrega de un correo electrónico, que puede pertenecer a tu propio negocio o al ESP que estás utilizando … ¡o a ambos!

Cualquier ESP autenticará automáticamente tus emails con DKIM. ¡Esas son buenas noticias!

Sin embargo, puedes llevarlo a un nivel superior y habilitar un DKIM CName, que te proporcionará una autenticación doble. Eso significa que tus correos se autenticarán como provenientes de tu empresa y que éstos se envían a través de tu ESP. Esto permite que los ISP te identifiquen como el remitente y desarrolles reputación de remitente con la ayuda de tu ESP como co-firmante.

Esto es lo que necesitarás:

  • REGISTRO CNAME PARA DKIM: bmdeda._domainkey.yourdomain.net
  • VALOR: bmdeda._domainkey.bmsend.com

A continuación unas preguntas frecuentes muy útiles para ayudarte con DKIM y varias compañías de alojamiento de dominios.

 

La manera más inteligente de conectar con tus suscriptores

Motivamos a los marketers con soluciones de email engagement intuitivas, respaldadas con estrategias prácticas y soporte dedicado. Incrementa tus ventas y trabaja para hacer a tus clientes felices.