Cuando recibiste el primer e-mail el asunto era tan interesante que lo tuviste que abrir. A medida que fuiste leyendo todo fue quedando muy claro para ti. De pronto entendiste que tenías una angustia, un dolor que no habías percibido y en ese mensaje estaba la solución a tus problemas. ¿Cómo hizo el remitente para saber tanto sobre tu vida? Muy simple, se lo preguntó a alguien, pero… ¿a quién? ¡Prepárate para escuchar la revelación de este misterio… fue la Buyer Persona que le contó todo sobre ti.

La Buyer Persona es el avatar de nuestra audiencia, la responsable directa por el éxito del marketing digital en todas sus facetas. Se puede hablar de optimización SEO, de estrategia, de transferencia de autoridad con links, de contenidos útiles y relevantes, en fin, de todo el glosario que ya bien conocemos; pero es la Buyer Persona el punto de apoyo que, de un esfuerzo razonable, obtiene un excelente resultado. Si Arquímedes la hubiese conocido con seguridad saldría gritando ¡Eureca, eureca!

La Buyer Persona es un antes y un después en el universo del marketing que aumentó las ventas y multiplicó las oportunidades de negocios de forma exponencial. Gracias a esta herramienta, realizamos un salto cuántico en nuestra capacidad de segmentar e impactar públicos. Por eso hoy trataremos este concepto tan importante que es la Buyer Persona  aplicada al email marketing.

Buyer-personas-en-el-email-marketing-Conoce-la-relación-entre-estos-dos-conceptos-SOCIAL-MEDIA

Definición paso a paso

En marketing estamos constantemente reformulando los conceptos y enriqueciéndolos, por eso hoy trataré de desglosar la definición clásica que siempre veo en diferentes lugares: La Buyer Persona es un personaje semi-ficticio que representa a tu cliente ideal.

Todo muy lindo, pero, ¿qué significa eso? No es algo tan simple de entender.

Un personaje

Etimológicamente significa una máscara usada, originariamente en el teatro griego, para sonar (per sonare), o sea para aumentar el sonido de la voz de los actores, por lo tanto podemos deducir que en su esencia es darle personalidad y voz a una máscara. El personaje es una construcción, hecha a medida, que confeccionamos para resolver las necesidades de nuestro relato y tú eres su creador para, después, poder escuchar lo que tiene para decirte sobre sus hábitos, conductas y preferencias.

Semi-ficticio

Lo de semi es genial, porque si bien es un personaje ficticio, lo crearás a partir de la información real recopilada por tus equipos de ventas y marketing. Esa es la gran jugada de lo semi-ficticio, pues implica una parte semi-real que también te ayudará a descubrir tus propias necesidades. La mayoría piensa que la Buyer Persona se construye desde la necesidad del cliente, pero la verdad última es que se construye desde nuestra necesidad de vender.

Que representa

Representar significa volver a hacer presente, podemos representar un papel o representar una persona determinada que no está. En este caso, representaremos a nuestro cliente ideal. Inclusive es recomendable hacerlo con excesivo dramatismo, pues no se trata de hacer un retrato fidedigno, sino de obtener la mayor cantidad posible de información útil. Cada vez que necesites a la Buyer Persona la puedes volver a hacer presente.

A tu cliente ideal

Todos sabemos qué es un cliente: aquel que compra más de tres veces. Lo realmente difícil es definir nuestro concepto de ideal. Por lo tanto, definir la Persona nos ayuda, en realidad, a definir nuestro ideal de venta. Muchas veces no nos damos cuenta que no tenemos claro qué es lo que queremos, por eso una charla con tu Buyer Persona puede ser muy productiva. Confía en ella no te va a defraudar.

¿En qué influye la Buyer Persona para vender más y mejor?

Muy simple, la Buyer Persona te brinda informaciones mucho más específicas sobre cuándo, dónde y por cuál medio llegarle a tu cliente ideal, y lo hace sin generalidades de una forma individual. Esto genera un tipo de situaciones de venta altamente calificadas. Una cosa es tener un punto de venta al que la persona tiene que ir, otra cosa muy distinta es saber presentarle tu oferta en el momento y lugar en que ella lo necesite.

También te permite aplicar el concepto de calificación, o sea, ir agregándole cualidades a la segmentación, al crear un personaje cruzamos informaciones y logramos mapear navegantes que tienen más intención de comprar tu producto o servicio. El público objetivo lleva a los leads al mercado, la Buyer Persona, en cambio, lleva el mercado a tus leads.

Por otro lado también te ayudará a definir tus palabras clave, a encontrar un lenguaje específico para dirigirte a ella en tus posts de blog, a definir la frecuencia adecuada de tus publicaciones, a elegir qué tipo de contenidos deben ser producidos y cuáles redes sociales son más adecuada para comunicarte y, finalmente, te ayuda a racionalizar tu presupuesto a la hora de links y crear tu campañas Ad.

Público – Objetivo

El público objetivo, también conocido com target, reinó durante muchos años, pero es tiempo ya pasó. Es algo así como el teléfono fijo, si bien todavía lo usamos es, cada vez más, como un adorno con poca utilidad. Al público objetivo no lo podemos ver en movimiento, es una multitud de personas en un universo de dos dimensiones: sin nombre, rostro ni corazón. Por supuesto que no tengo nada contra él, todo lo contrario, le agradezco el aporte que hizo, pero en el marketing digital el factor humano es el más relevante.

El público objetivo no conseguía adaptarse a segmentaciones más específicas de públicos menores y fue ahí que nació la Buyer Persona. En conclusión el público objetivo es un teléfono fijo y la Buyer Persona un smartphone de última generación. Los dos sirven para hacer llamadas. Pero, ¿cuál elegirías?

La Buyer persona me envió un e-mail

Y para zambullirnos en el tema iremos al asunto específico de la relación de la Buyer Persona con el e-mail y su interrelación.

Asunto: elegir el mejor asunto es fundamental para la tasa de apertura, la Persona te dirá cuál es el disparador que lo llevará a querer abrir tu mensaje accionando, de esa forma, en el usuario el reconocimiento de su necesidad.

Cuerpo: quien abre un e-mail lo hace porque se sintió interesado en su contenido, por lo tanto la Persona nos dirá todo lo que necesitamos para aumentar nuestras tasas de clics (CTR).

Newsletter: conociendo a la persona no nos limitamos a lo que ella necesita, sino que también podemos saber lo que a ella le interesa. Es todo una diferencia para construir un vínculo, mientras que antiguamente se invertía en crear público dependientes, hoy en día, con el marketing digital, invertimos para nutrir con información relevante al usuario para que elija libremente.

Venta: si bien el email no es el mejor medio para vender, eso no significa que esté prohibido vender por email. La lógica es la siguiente, si no es central, desarrolla sus atributos complementarios. Un excelente complemento para las ventas es, por ejemplo, enviar el boleto de pago por email. Si tu persona es de las que recibe las cuentas de esa formas, técnicamente podríamos decir que fue el email que cerró la venta.

Post-venta: atención a este ítem porque es el punto más interesante del encuentro entre la Buyer Persona y el email marketing. La post venta es el nuevo límite del marketing. La nueva tendencia es: ya conquistamos la experiencia del usuario, ahora queremos su realización con el producto. Aprovecha lo que sabes de tu persona y envíale un tutorial por email para que pueda disfrutar con plenitud de su compra.

Recomendante: un tipo de cliente para el cual el email viene como anillo al dedo, si quieres diferenciar tu persona, hacerla sentirse VIP, envíale un email personalizado. Crea una lista de email sólo con tus recomendaciones exclusivas y novedades de tu negocio.

Not Spam Please

Para finalizar el último gran consejo que puede parece una obviedad pero que debemos decírselo: ¡cuidate de los spam! Nunca en toda la historia del marketing se ha creado una Buyer Persona a la que le gusten los spam. Por eso cuídate de todas las formas posibles para no convertirte en un indeseable que fue abandonado por su Persona. Juega limpio que el universo no te enviará a la papelera.

Hemos llegado al final de un nuevo viaje por el universo del marketing digital en el que hemos conocido un poco más a nuestra Buyer Persona. Por favor trátala bien que a ella le encanta hacer nuevos amigos y es extremadamente útil para nuestros negocios. No es que sea una amistad por conveniencia, al contrario, es la conveniencia de la amistad.

Recuerda siempre que en el fondo lo que más importa es generar un vínculo humano y que tu cliente, además de tarjeta de crédito, también tiene una identidad y un corazón, cuánto más lo conozcas más verdadero será el vínculo entre ustedes.

¡Déjanos tu comentario!

La manera más inteligente de conectar con tus suscriptores

Motivamos a los marketers con soluciones de email engagement intuitivas, respaldadas con estrategias prácticas y soporte dedicado. Incrementa tus ventas y trabaja para hacer a tus clientes felices.

avatar
  Subscribe  
Notify of