3.2 billones de personas en el mundo son usuarios únicos en redes sociales, según el informe publicado en enero de este año, por We Are Social y Hootsuite, representando el 42% de la población total, pero ¿Cuántas de estas personas puede alcanzar tu marca? Desde que inicié como Community Manager, he podido gestionar cuentas de diferentes rubros y el promedio de alcance en las redes sociales puede oscilar entre el 2% hasta un 10%, muy pocas cuentas pueden superar la barrera de los 10% porque depende mucho de la naturaleza y el concepto de la marca.

Sin embargo, el éxito de una marca empresarial o personal es la diversificación de canales de comunicación y la tropicalización del contenido o información compartida. Esto significa que cada red social tiene su fecha de caducidad tarde o temprano.

Desde el surgimiento del email y las redes sociales, el que se ha mantenido constante como canal de comunicación ha sido el correo personal o  empresarial, a diferencia de las redes que han cambiado cientos de veces, hasta llegar a las que tenemos en esta época como Facebook, Instagram, Twitter, Pinterest, etc.

Pero desde este punto surge una gran incógnita que es muy interesante para reflexionar y es:

¿Quién impone las reglas de las redes sociales?

La marca invierte horas y horas en el desarrollo de contenido y amplificar el radio de alcance en estas plataformas, debemos ser honestos y admitir que puede llegar un punto en el que la red puede desaparecer, ya sea por decisión de los directivos que son las personas que imponen las reglas del juego.

Aunque estoy de acuerdo que la comunidad de cada plataforma influye en gran parte de las decisiones tomadas en cada red social,  la última palabra la tendrán sus dueños o creadores, por lo tanto siempre existirá esa alta dependencia hacia ellas.

¿Qué sucedería si un día una red social desaparece o deja de funcionar?

No suena a algo irreal e ilógico, porque si desapareció Hi5, MySpace, Vine, etc.; las otras también lo pueden hacer, pero ¿Qué debemos hacer? ¿Nos sentaremos en una esquina a llorar? Claro que no, tenemos que tomar acciones para seguir manteniendo el contacto y la comunicación con la comunidad reunida, por ello, es necesario apoyarte en una estrategia de email marketing y página web.

¿Cuáles son los primeros pasos que debo dar para empezar con mi estrategia de email marketing?

Dividiré los pasos en dos situaciones, uno para las marcas que poseen bases de datos y otra para una marca nueva que está comenzando el mercado

Para marcas que poseen base de datos

Paso 1

Definir los objetivos que quieres lograr a través del email marketing, la frecuencia de envío, el tipo de contenido que deseas enviar y crear una secuencia de acción, ¿Qué significa esto? Si decides enviar tu primer correo electrónico ¿Cuál será el siguiente paso que darás? Con esto me refiero al desarrollo de una secuencia con un objetivo detrás.

Paso 2

Realizar una revisión de la información de valor que tienes, si posees una base de datos, hay que revisar, pulir y limpiar para crear las listas pertinentes.

En este paso se puede incluir una actividad que se debe realizar en paralelo. Aunque tengas una buena base de datos, es necesario ser constante con la recolección de información, a esto me refiero que se deben definir los puntos de recolección de la nueva data y la incorporación de la lista.

Paso 3

Seleccionar la herramienta que usarás en la estrategia, personalmente uso la herramienta Benchmark, porque es intuitiva, fácil de usar y posee la función de automatización.

Paso 4

Definir los tipos de contenidos que se enviarán con respecto a la frecuencia de envío

Paso 5

Diseñar el contenido enviado

Paso 6

Monitorización de la acción

Para marcas nuevas

Paso 1

En este paso es igual que el de las marcas con base de datos, donde se definen los objetivos, la frecuencia de envío, el tipo de contenido y las listas que deseas crear o segmentar.

Paso 2

Es necesario crear una estrategia de recolección de datos, ya sea incorporando un formulario de suscripción, o desarrollando una landing page para la obtención de información; en este punto puedes utilizar diferentes formas para adquirir los datos, lo único que te recomiendo es que jamás compres bases de datos, ya que no sabes con certeza la efectividad de la misma.

Paso 3

Seleccionar la herramienta.

Paso 4

Definir los tipos y formatos de contenidos que se enviarán con respecto a la frecuencia de envío

Paso 5

Diseñar el contenido enviado

Paso 6

Monitorización de la acción

Como puedes ver es muy sencillo, lo único que debes hacer es comenzar ya, e ir probado y evaluando la calidad de tus listas, en el trayecto de la implantación de la estrategia, te recomiendo que debes realizar una limpieza de tus listas, mínimo 1 vez al mes, eliminando los correos que son de rebote duros y analizando las acciones que debes realizar para volver a reenganchar o contactar con los rebotes suaves.

¿Y qué más sigue?

Ser constante con la estrategia sin dejar de lado las redes sociales, personalmente para mí las redes sociales son un océano que te da la oportunidad de conocer y atraer usuarios, pero para poder centrar su atención en la marca es necesario crear contenido que sea capaz de atraerlo y retener su atención en otros canales como un boletín, una tarjeta de felicitación, etc.

Un punto muy interesante es que las estrategias de email marketing son un gran aliado a la hora de captar tráfico hacia nuestras páginas webs, landing page, carrito de compras, etc.; son un imán muy interesante que puedes tener a tu favor si lo implementas correctamente a través de ensayo y error.

Cuéntame ¿Ya tienes tu propia estrategia de email marketing? ¿Cuál ha sido tu experiencia?

Los espero,

La manera más inteligente de conectar con tus suscriptores

Motivamos a los marketers con soluciones de email engagement intuitivas, respaldadas con estrategias prácticas y soporte dedicado. Incrementa tus ventas y trabaja para hacer a tus clientes felices.

avatar
  Subscribe  
Notify of